(60 Porciones)

200 g de mantequilla

200 g de azúcar

400 g de harina

5 g de jenjibre

Relleno:

350 g de frutos rojos

150 g de azúcar

Ralladura de 1 limón

Nueces caramelizadas:

1 clara

25 ml de agua

450 g de nueces

200 g de azúcar

5 g de sal

Crema cítrica:

250 ml de crema

de leche

30 g de azúcar flor

Ralladura de 2

limones y de 2 naranjas

200 g de mantequilla

200 g de azúcar

400 g de harina

5 g de jenjibre

Relleno:

350 g de frutos rojos

150 g de azúcar

Ralladura de 1 limón

Nueces caramelizadas:

1 clara

25 ml de agua

450 g de nueces

200 g de azúcar

5 g de sal

Crema cítrica:

250 ml de crema

de leche

30 g de azúcar flor

Ralladura de 2

limones y de 2 naranjas

Para el crumble, colocar en un bol la mantequilla, el azúcar, la harina y el jengibre. Trabajar los ingredientes con las manos, hasta obtener una consistencia arenosa. Cubrir con papel film y llevar al refrigerador.

Para el relleno, colocar los frutos rojos en un bol. Añadir el azúcar y la ralladura de limón. Mezclar bien.

Disponer la preparación de frutas dentro de moldes individuales aptos para horno, engrasados. Cubrir la superficie con el crumble y llevar al horno a 190 °C hasta que la cubierta se dore.

Para las nueces caramelizadas, espumar la clara de huevo junto con el agua.

Añadir las nueces a la preparación anterior. Incorporar el azúcar y la sal. Si se desea, se puede añadir una pizca de canela en polvo. Disponer la preparación dentro de una bandeja para horno engrasada y hornear durante 1 hora a 120 °C.

Para la crema cítrica, batir la crema de leche junto con el azúcar flor y las ralladuras de limón y naranja, hasta obtener una consistencia sostenida. Reservar la crema en el refrigerador hasta su utilización. Servir el crumble tibio con una porción de crema cítrica y nueces caramelizadas.



Para el crumble, colocar en un bol la mantequilla, el azúcar, la harina y el jengibre. Trabajar los ingredientes con las manos, hasta obtener una consistencia arenosa. Cubrir con papel film y llevar al refrigerador.



Para el relleno, colocar los frutos rojos en un bol. Añadir el azúcar y la ralladura de limón. Mezclar bien.



Disponer la preparación de frutas dentro de moldes individuales aptos para horno, engrasados. Cubrir la superficie con el crumble y llevar al horno a 190 °C hasta que la cubierta se dore.



Para las nueces caramelizadas, espumar la clara de huevo junto con el agua.



Añadir las nueces a la preparación anterior. Incorporar el azúcar y la sal. Si se desea, se puede añadir una pizca de canela en polvo. Disponer la preparación dentro de una bandeja para horno engrasada y hornear durante 1 hora a 120 °C.



Para la crema cítrica, batir la crema de leche junto con el azúcar flor y las ralladuras de limón y naranja, hasta obtener una consistencia sostenida. Reservar la crema en el refrigerador hasta su utilización. Servir el crumble tibio con una porción de crema cítrica y nueces caramelizadas.