(12 Porciones)

1 cebolla picada

3 cdas de aceite de oliva

500 g (dos tazas) de carne molida

Sal y pimienta

1 cda de orégano 100 g de queso fresco

12 crepes o panqueques

1 taza de salsa de tomate

50 g de mantequilla

40 g de harina

700 ml de leche

Nuez moscada a gusto

100 g de queso parmesano rallado

1 cebolla picada

3 cdas de aceite de oliva

500 g (dos tazas) de carne molida

Sal y pimienta

1 cda de orégano 100 g de queso fresco

12 crepes o panqueques

1 taza de salsa de tomate

50 g de mantequilla

40 g de harina

700 ml de leche

Nuez moscada a gusto

100 g de queso parmesano rallado

Sofreír la cebolla en una sartén humedecida con el aceite de oliva por 15 minutos. Agregar la carne molida y cocinar a fuego fuerte 15 minutos más.

Colocar el salteado en un recipiente junto con la ricota y el queso fresco en cubos. Condimentar con sal, pimienta y orégano y mezclar bien.

Colocar una porción del relleno de carne sobre cada crepe y enrrollar para formar los canelones. Repetir con los crepes restantes.

Para la salsa, mezclar en una cacerola la mantequilla fundida con la harina. Cocer mezclando con cuchara de madera.

Verter la leche caliente lentamente y sin dejar de mezclar. Batir para que no se formen grumos. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Ubicar los canelones en una bandeja para horno. Cubrir con la salsa de tomate y la blanca y el queso parmesano. Gratinar en horno 15 minutos.



Sofreír la cebolla en una sartén humedecida con el aceite de oliva por 15 minutos. Agregar la carne molida y cocinar a fuego fuerte 15 minutos más.



Colocar el salteado en un recipiente junto con la ricota y el queso fresco en cubos. Condimentar con sal, pimienta y orégano y mezclar bien.



Colocar una porción del relleno de carne sobre cada crepe y enrrollar para formar los canelones. Repetir con los crepes restantes.



Para la salsa, mezclar en una cacerola la mantequilla fundida con la harina. Cocer mezclando con cuchara de madera.



Verter la leche caliente lentamente y sin dejar de mezclar. Batir para que no se formen grumos. Condimentar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.



Ubicar los canelones en una bandeja para horno. Cubrir con la salsa de tomate y la blanca y el queso parmesano. Gratinar en horno 15 minutos.