(15 Porciones)

300 g de hojaldre básico

Huevo y leche, para pintar

500 ml de crema de leche

100 g de azúcar

Unas gotas de

esencia de vainilla

Frutas frescas,

cantidad necesaria

 

 

 

300 g de hojaldre básico

Huevo y leche, para pintar

500 ml de crema de leche

100 g de azúcar

Unas gotas de

esencia de vainilla

Frutas frescas,

cantidad necesaria

 

 

 

Estirar la masa de hojaldre hasta que tenga 3 mm de espesor. Dejar reposar durante 10 minutos en la heladera.

Retirar y cortar varios círculos con un cortante de 12 cm de diámetro. A la mitad de ellos, cortarles el centro con un cortante circular, pero de 10 cm de diámetro, para que queden con forma de aros.

Pincelar las bases de los círculos completos con la mezcla de huevo batido y leche.

Colocar un aro de masa sobre cada uno de los círculos completos. Presionar levemente con los dedos, para unir ambas masas. Dejar en la heladera por 10 minutos.

Pinchar varias veces en el centro de cada vol-au-vent, para que esa parte no se infle durante la cocción. No pinchar los costados, para que se eleven con el calor del horno. Disponer las canastitas en una bandeja para horno enmantecada. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200º C, hasta que tomen color. Bajar un poco la temperatura del horno y cocinar por 10 minutos más. Retirar y dejar enfriar. Batir la crema de leche con el azúcar y la vainilla hasta punto chantillí. Rellenar las canastitas y decorar con las frutas frescas.



Estirar la masa de hojaldre hasta que tenga 3 mm de espesor. Dejar reposar durante 10 minutos en la heladera.



Retirar y cortar varios círculos con un cortante de 12 cm de diámetro. A la mitad de ellos, cortarles el centro con un cortante circular, pero de 10 cm de diámetro, para que queden con forma de aros.



Pincelar las bases de los círculos completos con la mezcla de huevo batido y leche.



Colocar un aro de masa sobre cada uno de los círculos completos. Presionar levemente con los dedos, para unir ambas masas. Dejar en la heladera por 10 minutos.



Pinchar varias veces en el centro de cada vol-au-vent, para que esa parte no se infle durante la cocción. No pinchar los costados, para que se eleven con el calor del horno. Disponer las canastitas en una bandeja para horno enmantecada. Cocinar en horno precalentado, a temperatura alta, 200º C, hasta que tomen color. Bajar un poco la temperatura del horno y cocinar por 10 minutos más. Retirar y dejar enfriar. Batir la crema de leche con el azúcar y la vainilla hasta punto chantillí. Rellenar las canastitas y decorar con las frutas frescas.