(4 Porciones)

4 calamares

70 ml (tres cucharadas) de aceite de oliva

200 g (un poco más de ¾ de taza) de pan blanco

50 g (tres cucharaditas) de mantequilla

1 puerro

1 cebolla perla

1 zanahoria

2 dientes de ajo (opcionales)

1 huevo

2 cucharadas de perejil

Sal y pimienta, a gusto

50 g de harina

200 ml de salsa de tomate

4 calamares

70 ml (tres cucharadas) de aceite de oliva

200 g (un poco más de ¾ de taza) de pan blanco

50 g (tres cucharaditas) de mantequilla

1 puerro

1 cebolla perla

1 zanahoria

2 dientes de ajo (opcionales)

1 huevo

2 cucharadas de perejil

Sal y pimienta, a gusto

50 g de harina

200 ml de salsa de tomate

Limpiar los calamares, reservar los tubos y secarlos por dentro y por fuera con un lienzo o con papel absorbente.

Cortar los tentáculos y las aletas en cubos pequeños. Sofreír en aceite de oliva durante 1 minuto y añadir el pan blanco cortado en cubos y dorado en la mantequilla.

Añadir el puerro, la cebolla perla, la zanahoria y los dientes de ajo opcionales picados.

Colocar la preparación en un bol, añadir el huevo ligeramente batido con el perejil picado y salpimentar a gusto. Introducir el relleno dentro del cuerpo del calamar con una cuchara.

Cerrar la abertura con un palillo. Pasar toda la superficie por harina y sacudir el exceso.

Cocinar los calamares en la salsa de tomate caliente, previamente frita en un poco de aceite de oliva. Servir acompañado de arroz.



Limpiar los calamares, reservar los tubos y secarlos por dentro y por fuera con un lienzo o con papel absorbente.



Cortar los tentáculos y las aletas en cubos pequeños. Sofreír en aceite de oliva durante 1 minuto y añadir el pan blanco cortado en cubos y dorado en la mantequilla.



Añadir el puerro, la cebolla perla, la zanahoria y los dientes de ajo opcionales picados.



Colocar la preparación en un bol, añadir el huevo ligeramente batido con el perejil picado y salpimentar a gusto. Introducir el relleno dentro del cuerpo del calamar con una cuchara.



Cerrar la abertura con un palillo. Pasar toda la superficie por harina y sacudir el exceso.



Cocinar los calamares en la salsa de tomate caliente, previamente frita en un poco de aceite de oliva. Servir acompañado de arroz.