(4 Porciones)

500 g de filetes de

congrio, reineta o

tilapia

Sal, a gusto

250 g (una taza) de

harina

50 ml (1/4 de taza) de

cerveza

2 huevos

2 claras

Aceite, para freír

500 g de filetes de

congrio, reineta o

tilapia

Sal, a gusto

250 g (una taza) de

harina

50 ml (1/4 de taza) de

cerveza

2 huevos

2 claras

Aceite, para freír

Cortar los filetes de pescado en tiras de 2 cm de ancho. Que no queden espinas. Secar con papel absorbente y condimentar con sal y pimienta. Reservar.

Mezclar en un bol la harina con la cerveza, los huevos y sal a gusto. Dejar reposar de 15 a 20 minutos.

Batir energicamente la mezcla y agregar las claras batidas a nieve. Integrar con movimientos envolventes.

Tomar los trozos de pescado uno por uno con un tenedor y pasarlos por la mezcla hasta cubrirlos completamente. Escurrir el sobrante.

Freír en abundante aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes.

Retirar con espumadera, escurrir sobre papel absorbente y servir enseguida.



Cortar los filetes de pescado en tiras de 2 cm de ancho. Que no queden espinas. Secar con papel absorbente y condimentar con sal y pimienta. Reservar.



Mezclar en un bol la harina con la cerveza, los huevos y sal a gusto. Dejar reposar de 15 a 20 minutos.



Batir energicamente la mezcla y agregar las claras batidas a nieve. Integrar con movimientos envolventes.



Tomar los trozos de pescado uno por uno con un tenedor y pasarlos por la mezcla hasta cubrirlos completamente. Escurrir el sobrante.



Freír en abundante aceite caliente hasta que estén dorados y crujientes.



Retirar con espumadera, escurrir sobre papel absorbente y servir enseguida.