(8 Porciones)

200 g (un poco

más de ¾ de taza)

de granos de choclo

1 cebolla

1 cebolla morada

Aceite, cantidad

necesaria

Sal y pimienta

4 huevos

125 g (1/2 taza) de

queso crema

Dos cucharadas de

mantequilla

200 g (un poco

más de ¾ de taza)

de granos de choclo

1 cebolla

1 cebolla morada

Aceite, cantidad

necesaria

Sal y pimienta

4 huevos

125 g (1/2 taza) de

queso crema

Dos cucharadas de

mantequilla

Colocar la mitad de los granos de maíz en un procesador de alimentos y molerlos hasta obtener una pasta homogénea.

Picar las cebollas y cocinarlas en una sartén con un poco de aceite hasta que estén tiernas. Salar para que suden.

Incorporar los granos de choclo procesados y los granos enteros restantes. Condimentar con pimienta al gusto, verificar la sal y mezclar bien.

Colocar la mezcla de choclo y cebollas en un bol. Agregar los huevos y el queso crema, mezclar hasta integrar.

Untar moldes individuales de budín o de flan con la mantequilla y distribuir dentro de ellos la preparación de choclo.

Cocinar a baño María (en un recipiente con agua caliente) en horno precalentado, a temperatura moderada, 30 minutos. Retirar, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.



Colocar la mitad de los granos de maíz en un procesador de alimentos y molerlos hasta obtener una pasta homogénea.



Picar las cebollas y cocinarlas en una sartén con un poco de aceite hasta que estén tiernas. Salar para que suden.



Incorporar los granos de choclo procesados y los granos enteros restantes. Condimentar con pimienta al gusto, verificar la sal y mezclar bien.



Colocar la mezcla de choclo y cebollas en un bol. Agregar los huevos y el queso crema, mezclar hasta integrar.



Untar moldes individuales de budín o de flan con la mantequilla y distribuir dentro de ellos la preparación de choclo.



Cocinar a baño María (en un recipiente con agua caliente) en horno precalentado, a temperatura moderada, 30 minutos. Retirar, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.