(12 Porciones)

100 g de chocolate para taza

250 g de mantequilla

250 g de azúcar flor

1 cucharadita de esencia de vainilla

165 g de huevos

300 g de harina

50 g de almidón de maíz

1 cucharadita de polvo para hornear

150 ml de leche

100 g de chocolate para taza

250 g de mantequilla

250 g de azúcar flor

1 cucharadita de esencia de vainilla

165 g de huevos

300 g de harina

50 g de almidón de maíz

1 cucharadita de polvo para hornear

150 ml de leche

Batir la mantequilla con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa. Perfumar con la esencia de vainilla. Añadir los huevos, uno a uno, y batir bien después de cada incorporación.

Tamizar la harina con el almidón de maíz y el polvo para hornear. Incorporar la mitad a la mezcla de huevos. Verter la leche, integrar y agregar la harina restante. Mezclar bien con movimientos suaves.

Picar groseramente el chocolate con una cuchilla y derretirlo en el horno de microondas. Separar 1/3 de la preparación y mezclarlo con el chocolate derretido.

Colocar 1 o 2 cucharadas de la masa de vainilla en un molde rectangular para budín engrasado y enharinado. Intercalar la mezcla de chocolate.

Terminar de distribuir la mezcla de vainilla y chocolate en forma alternada.

Con una cuchara o un palillo para brochette mezclar ligeramente ambas preparaciones. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Retirar del horno, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.



Batir la mantequilla con el azúcar flor hasta obtener una crema lisa. Perfumar con la esencia de vainilla. Añadir los huevos, uno a uno, y batir bien después de cada incorporación.



Tamizar la harina con el almidón de maíz y el polvo para hornear. Incorporar la mitad a la mezcla de huevos. Verter la leche, integrar y agregar la harina restante. Mezclar bien con movimientos suaves.



Picar groseramente el chocolate con una cuchilla y derretirlo en el horno de microondas. Separar 1/3 de la preparación y mezclarlo con el chocolate derretido.



Colocar 1 o 2 cucharadas de la masa de vainilla en un molde rectangular para budín engrasado y enharinado. Intercalar la mezcla de chocolate.



Terminar de distribuir la mezcla de vainilla y chocolate en forma alternada.



Con una cuchara o un palillo para brochette mezclar ligeramente ambas preparaciones. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Retirar del horno, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado.