(12 Porciones)

200 g (un poco más ¾ de taza) de mantequilla

200 g de azúcar

Unas gotas de esencia de vainilla

4 huevos

450 g (una taza y ¾) de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 pizca de sal

250 g (1 taza) de frutos secos (nueces y almendras) y fruta confitada

1 cucharada de harina extra

200 g (un poco más ¾ de taza) de mantequilla

200 g de azúcar

Unas gotas de esencia de vainilla

4 huevos

450 g (una taza y ¾) de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 pizca de sal

250 g (1 taza) de frutos secos (nueces y almendras) y fruta confitada

1 cucharada de harina extra

Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema lisa.

Perfumar con la esencia de vainilla. Agregar los huevos, uno a uno, batir bien después de cada incorporación.

Tamizar la harina con el polvo para hornear y la sal. Agregarlos al batido de huevos y mezclar.

Colocar las nueces con las almendras y la fruta confitada en un recipiente. Agregar 1 cucharada de harina y mezclar.

Incorporar las frutas a la preparación anterior y mezclar con movimientos suaves.

Volcar la preparación en un molde rectangular para budín previamente engrasado y enharinado. Cocinar en el horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos, aproximadamente.



Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema lisa.



Perfumar con la esencia de vainilla. Agregar los huevos, uno a uno, batir bien después de cada incorporación.



Tamizar la harina con el polvo para hornear y la sal. Agregarlos al batido de huevos y mezclar.



Colocar las nueces con las almendras y la fruta confitada en un recipiente. Agregar 1 cucharada de harina y mezclar.



Incorporar las frutas a la preparación anterior y mezclar con movimientos suaves.



Volcar la preparación en un molde rectangular para budín previamente engrasado y enharinado. Cocinar en el horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos, aproximadamente.