(12 Porciones)

2 mandarinas

150 g de mantequilla

200 g de azúcar

3 huevos

200 g de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Azúcar flor, para espolvorear

2 mandarinas

150 g de mantequilla

200 g de azúcar

3 huevos

200 g de harina

1 cucharadita de polvo para hornear

1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Azúcar flor, para espolvorear

Lavar muy bien las mandarinas. Cortarlas al medio, retirar las semillas y colocarlas sin pelar en un procesador de alimentos. Procesar hasta obtener un puré.

Batir la mantequilla junto con el azúcar para formar una crema lisa.

Añadir los huevos, uno a uno y batir bien después de cada incorporación.

Agregar el puré de mandarinas y mezclar hasta integrar por completo.

Tamizar la harina con el polvo para hornear y el bicarbonato de sodio. Agregar a la preparación anterior y mezclar con movimientos suaves y envolventes. Volcar la preparación en un molde circular previamente engrasado. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Espolvorear con azúcar flor.



Lavar muy bien las mandarinas. Cortarlas al medio, retirar las semillas y colocarlas sin pelar en un procesador de alimentos. Procesar hasta obtener un puré.



Batir la mantequilla junto con el azúcar para formar una crema lisa.



Añadir los huevos, uno a uno y batir bien después de cada incorporación.



Agregar el puré de mandarinas y mezclar hasta integrar por completo.



Tamizar la harina con el polvo para hornear y el bicarbonato de sodio. Agregar a la preparación anterior y mezclar con movimientos suaves y envolventes. Volcar la preparación en un molde circular previamente engrasado. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Espolvorear con azúcar flor.