(12 Porciones)

200 g de mantequilla

250 g de azúcar

4 huevos

1 cucharadita de jengibre rallado

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 cucharadita de ralladura de naranja

1 cucharadita de canela en polvo

½ cucharadita de nuez moscada

300 g de harina

2 cucharaditas de polvo para hornear

Canela y anís estrellado, para decorar

200 g de mantequilla

250 g de azúcar

4 huevos

1 cucharadita de jengibre rallado

1 cucharadita de esencia de vainilla

1 cucharadita de ralladura de naranja

1 cucharadita de canela en polvo

½ cucharadita de nuez moscada

300 g de harina

2 cucharaditas de polvo para hornear

Canela y anís estrellado, para decorar

Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema lisa y espumosa.

Agregar los huevos, uno a uno. Batir bien después de cada incorporación.

Perfumar con la esencia de vainilla, el jengibre rallado y la ralladura de naranja. Mezclar bien.

Tamizar la harina con el resto de las especias. Integrarla al batido anterior.

Volcar la preparación en un molde rectangular para budín engrasado forrado con papel de aluminio también engrasado. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Retirar del horno, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado. Decorar con canela y anís estrellado.



Batir la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema lisa y espumosa.



Agregar los huevos, uno a uno. Batir bien después de cada incorporación.



Perfumar con la esencia de vainilla, el jengibre rallado y la ralladura de naranja. Mezclar bien.



Tamizar la harina con el resto de las especias. Integrarla al batido anterior.



Volcar la preparación en un molde rectangular para budín engrasado forrado con papel de aluminio también engrasado. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180 °C, durante 40 minutos. Retirar del horno, dejar pasar el calor fuerte y desmoldar con cuidado. Decorar con canela y anís estrellado.