(15 Porciones)

Masa

1 ½ tazas de harina

½ taza de azúcar

½ taza de manteca

cda. de café instantáneo

1 cda. de agua caliente

1 yema

1 ½ tazas de avellanas enteras

 

Cubierta

1 taza de polvo de avellanas

Masa

1 ½ tazas de harina

½ taza de azúcar

½ taza de manteca

cda. de café instantáneo

1 cda. de agua caliente

1 yema

1 ½ tazas de avellanas enteras

 

Cubierta

1 taza de polvo de avellanas

Colocar la harina con el azúcar y la manteca fría, cortada en cubos, en un bol. Trabajar los ingredientes con las manos hasta obtener una consistencia arenosa.

Aparte, disolver el café instantáneo en el agua caliente.

Realizar un hueco en el centro de la mezcla de harina azúcar y manteca. Agregar la yema y verter el café disuelto. Mezclar bien.

Agregar las avellanas. Mezclar con fuerza, hasta que todos los ingredientes formen una pasta. Retirar la mezcla del recipiente y empezar a amasar con las manos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Hacerla rodar, para formar un rollo.

Esparcir el polvo de avellanas sobre la superficie de trabajo y rodar por encima el rollo de masa. Repetir hasta cubrirlo completamente con el polvo.

Cortar el rollo en rodajas de alrededor de 2 cm de ancho. Disponer en una placa para horno forrada con papel manteca. Dejar suficiente espacio entre sí, ya que crecen durante la cocción. Hornear a 180 º C, durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar.



Colocar la harina con el azúcar y la manteca fría, cortada en cubos, en un bol. Trabajar los ingredientes con las manos hasta obtener una consistencia arenosa.



Aparte, disolver el café instantáneo en el agua caliente.



Realizar un hueco en el centro de la mezcla de harina azúcar y manteca. Agregar la yema y verter el café disuelto. Mezclar bien.



Agregar las avellanas. Mezclar con fuerza, hasta que todos los ingredientes formen una pasta. Retirar la mezcla del recipiente y empezar a amasar con las manos sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Hacerla rodar, para formar un rollo.



Esparcir el polvo de avellanas sobre la superficie de trabajo y rodar por encima el rollo de masa. Repetir hasta cubrirlo completamente con el polvo.



Cortar el rollo en rodajas de alrededor de 2 cm de ancho. Disponer en una placa para horno forrada con papel manteca. Dejar suficiente espacio entre sí, ya que crecen durante la cocción. Hornear a 180 º C, durante 15 minutos. Retirar y dejar enfriar.