(24 Porciones)

45 g de polvo de

almendras

220 g de harina

25 g de almidón de maíz

100 g de azúcar flor

150 g de mantequilla

1 huevo

Para el crumble de

almendras

180 g de mantequilla

100 g de azúcar rubia

100 g de azúcar integral

200 g de harina

200 g de polvo de

almendras

Para el relleno

2 manzanas verdes

2 peras

25 g de mantequilla

1 cucharada de azúcar

1 clavo de olor

1 rama de canela

45 g de polvo de

almendras

220 g de harina

25 g de almidón de maíz

100 g de azúcar flor

150 g de mantequilla

1 huevo

Para el crumble de

almendras

180 g de mantequilla

100 g de azúcar rubia

100 g de azúcar integral

200 g de harina

200 g de polvo de

almendras

Para el relleno

2 manzanas verdes

2 peras

25 g de mantequilla

1 cucharada de azúcar

1 clavo de olor

1 rama de canela

Para la masa, colocar los ingredientes secos en el procesador de alimentos e integrar. Añadir la mantequilla fría, cortada en trozos y procesar hasta obtener un arenado. Añadir el huevo. Volver a procesar. Reservar en el refrigerador envuelta en papel film, 30 minutos. Estirar la masa sablée de almendras con las manos directamente sobre una fuente para horno rectangular de 20 x 30 cm.

Para el crumble (similar a la masa de galletas), colocar en un recipiente la mantequilla bien fría, los azúcares, la harina y el polvo de almendras. Trabajar con las manos, hasta conseguir un arenado. Reservar en el refrigerador hasta el momento de usar.

Para el relleno, lavar y pelar las manzanas y las peras. En ambos casos, retirar las semillas y cortarlas en rodajas no muy finas. Colocar en una olla la mantequilla, el azúcar y las frutas. Perfumar con el clavo de olor y la canela. Cocinar a fuego bajo hasta que peras y manzanas estén transparentes, pero no desarmadas.

Retirar el clavo y la canela del relleno y verterlo sobre la masa estirada. Distribuirlo en forma pareja con ayuda de una cuchara o de una espátula.

Esparcir por encima el crumble. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, de 10 a 15 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar.

Una vez que la preparación esté fría, cortar cuadrados del tamaño de un bocado. Ayudarse con un cuchillo bien afilado. De ser necesario, limpiar el cuchillo entre cortes.



Para la masa, colocar los ingredientes secos en el procesador de alimentos e integrar. Añadir la mantequilla fría, cortada en trozos y procesar hasta obtener un arenado. Añadir el huevo. Volver a procesar. Reservar en el refrigerador envuelta en papel film, 30 minutos. Estirar la masa sablée de almendras con las manos directamente sobre una fuente para horno rectangular de 20 x 30 cm.



Para el crumble (similar a la masa de galletas), colocar en un recipiente la mantequilla bien fría, los azúcares, la harina y el polvo de almendras. Trabajar con las manos, hasta conseguir un arenado. Reservar en el refrigerador hasta el momento de usar.



Para el relleno, lavar y pelar las manzanas y las peras. En ambos casos, retirar las semillas y cortarlas en rodajas no muy finas. Colocar en una olla la mantequilla, el azúcar y las frutas. Perfumar con el clavo de olor y la canela. Cocinar a fuego bajo hasta que peras y manzanas estén transparentes, pero no desarmadas.



Retirar el clavo y la canela del relleno y verterlo sobre la masa estirada. Distribuirlo en forma pareja con ayuda de una cuchara o de una espátula.



Esparcir por encima el crumble. Cocinar en horno precalentado, a temperatura moderada, 180° C, de 10 a 15 minutos. Retirar del horno y dejar enfriar.



Una vez que la preparación esté fría, cortar cuadrados del tamaño de un bocado. Ayudarse con un cuchillo bien afilado. De ser necesario, limpiar el cuchillo entre cortes.