(15 Porciones)

300 g de chocolate con leche

100 g de chocolate semiamargo

300 ml de crema de leche

100 g de cacao en polvo

100 g de azúcar impalpable

300 g de chocolate con leche

100 g de chocolate semiamargo

300 ml de crema de leche

100 g de cacao en polvo

100 g de azúcar impalpable

Picar el chocolate con leche y el chocolate semiamargo con un cuchillo filoso y colocar en un bol

Calentar la crema de leche y añadir al chocolate poco a poco.

Revolver hasta emulsionar los dos ingredientes con un batidor de alambre.

Acomodar una manga para repostería abierta y con pico redondo dentro de un vaso alto. Llenar con la preparación anterior y dejar en el refrigerador por 2 horas.

En otro bol, mezclar el cacao en polvo tamizado con el azúcar impalpable. Reservar.

Una vez que la preparación de crema y chocolate haya tomado frío, retirar y presionar la manga para que salga la crema de chocolate e ir cortando los bastones de acuerdo al largo deseado. Colocar sobre un papel encerado

Rebozar los bastones de chocolate en la mezcla de cacao y azúcar. Colocar sobre un papel blanco y sacudir para dejar el excedente de polvo.



Picar el chocolate con leche y el chocolate semiamargo con un cuchillo filoso y colocar en un bol



Calentar la crema de leche y añadir al chocolate poco a poco.



Revolver hasta emulsionar los dos ingredientes con un batidor de alambre.



Acomodar una manga para repostería abierta y con pico redondo dentro de un vaso alto. Llenar con la preparación anterior y dejar en el refrigerador por 2 horas.



En otro bol, mezclar el cacao en polvo tamizado con el azúcar impalpable. Reservar.



Una vez que la preparación de crema y chocolate haya tomado frío, retirar y presionar la manga para que salga la crema de chocolate e ir cortando los bastones de acuerdo al largo deseado. Colocar sobre un papel encerado



Rebozar los bastones de chocolate en la mezcla de cacao y azúcar. Colocar sobre un papel blanco y sacudir para dejar el excedente de polvo.