(4 Porciones)

750 g (3 tazas) de harina

5 g (1/2 cucharadita) de sal

25 g (1 y ½ cucharadita) de

levadura fresca

500 ml (2 tazas) de agua tibia

750 g (3 tazas) de harina

5 g (1/2 cucharadita) de sal

25 g (1 y ½ cucharadita) de

levadura fresca

500 ml (2 tazas) de agua tibia

Tamizar la harina con la sal (o sea pasarla por una fina membrana). Agregar la levadura desmenuzada. Cubrir con el agua tibia y trabajar la masa hasta que se despegue del recipiente. Colocar sobre una superficie apenas enharinada y amasar hasta que la masa esté tierna y lisa. Colocar la masa dentro de un recipiente, tapar y dejar leudar (que haga efecto la levadura) en un lugar cálido hasta que duplique su volumen. Dividir la masa en 4 bollos y amasar enérgicamente.

Estirar cada bollo con un rodillo y enrollar. Repetir el procedimiento con los 3 bollos restantes para obtener 4 barras.

Colocar las barras de pan sobre una placa para horno, dejar leudar durante 30 minutos. Realizar 2 o 3 cortes transversales sobre la superficie de cada barra con un cuchillo. Cocinar en horno precalentado a temperatura alta (alrededor de 220 °C) por 30 minutos.



Tamizar la harina con la sal (o sea pasarla por una fina membrana). Agregar la levadura desmenuzada. Cubrir con el agua tibia y trabajar la masa hasta que se despegue del recipiente. Colocar sobre una superficie apenas enharinada y amasar hasta que la masa esté tierna y lisa. Colocar la masa dentro de un recipiente, tapar y dejar leudar (que haga efecto la levadura) en un lugar cálido hasta que duplique su volumen. Dividir la masa en 4 bollos y amasar enérgicamente.



Estirar cada bollo con un rodillo y enrollar. Repetir el procedimiento con los 3 bollos restantes para obtener 4 barras.



Colocar las barras de pan sobre una placa para horno, dejar leudar durante 30 minutos. Realizar 2 o 3 cortes transversales sobre la superficie de cada barra con un cuchillo. Cocinar en horno precalentado a temperatura alta (alrededor de 220 °C) por 30 minutos.