(6 Porciones)

1 bacalao salado

(también llamado merluza negra o mero chileno)

Agua fría, cantidad necesaria

½ vaso de aceite de oliva

Media cebolla picada fina

8 dientes de ajo opcionales

1 vaso de agua

¼ de vaso de aceite de oliva

Ají picante

Perejil picado

1 bacalao salado

(también llamado merluza negra o mero chileno)

Agua fría, cantidad necesaria

½ vaso de aceite de oliva

Media cebolla picada fina

8 dientes de ajo opcionales

1 vaso de agua

¼ de vaso de aceite de oliva

Ají picante

Perejil picado

Cortar el pescado en 8 trozos, colocarlo en un recipiente hondo y cubrir con agua fría. Dejar en remojo durante 2 días. Si el pescado es muy salado, cambiar 5 o 6 veces el agua.

Retirar, escurrir y acomodarlo en una cacerola con agua fría. Llevar al fuego y calentar por debajo del punto de ebullición. Cocer 20 minutos o hasta que esté tierno.

Retirar, escurrir y separar en láminas. Quitar la piel y las espinas; desecharlas. Cortar en tiras.

En una olla preferentemente de greda, calentar el aceite y dorar los dientes de ajo fileteados opcional. Retirar y reservar. Freir la cebolla. Acomodar los trozos de bacalao con la piel hacia arriba y agregar el vaso de agua

Incorporar poco a poco el aceite previamente calentado. Remover.

Agregar los ajos opcionales reservados, condimentar con ají picante, y proseguir la cocción revolviendo suavemente hasta obtener una salsa ligada espesa. Espolvorear con perejil picado.



Cortar el pescado en 8 trozos, colocarlo en un recipiente hondo y cubrir con agua fría. Dejar en remojo durante 2 días. Si el pescado es muy salado, cambiar 5 o 6 veces el agua.



Retirar, escurrir y acomodarlo en una cacerola con agua fría. Llevar al fuego y calentar por debajo del punto de ebullición. Cocer 20 minutos o hasta que esté tierno.



Retirar, escurrir y separar en láminas. Quitar la piel y las espinas; desecharlas. Cortar en tiras.



En una olla preferentemente de greda, calentar el aceite y dorar los dientes de ajo fileteados opcional. Retirar y reservar. Freir la cebolla. Acomodar los trozos de bacalao con la piel hacia arriba y agregar el vaso de agua



Incorporar poco a poco el aceite previamente calentado. Remover.



Agregar los ajos opcionales reservados, condimentar con ají picante, y proseguir la cocción revolviendo suavemente hasta obtener una salsa ligada espesa. Espolvorear con perejil picado.