(6 Porciones)

2 huevos

2 cucharadas de harina

1 cucharada de queso rallado

2 cucharadas de vino blanco

Sal y pimienta, a gusto

12 alas de pollo

Harina para rebozar

2 huevos

2 cucharadas de harina

1 cucharada de queso rallado

2 cucharadas de vino blanco

Sal y pimienta, a gusto

12 alas de pollo

Harina para rebozar

Mezclar en un bol los huevos, la harina, el queso rallado, el vino blanco, sal y pimienta a gusto.

Limpiar las alas de pollo, cortar por la articulación la primera y la segunda parte, para que la pieza tenga forma de pierna. Salar a gusto.

Secar las alas con papel absorbente y pasarlas por harina.

Pasar las piezas por la mezcla de queso, vino y harina tomando las alas del lado del hueso.

Sumergir las alas en abundante aceite caliente. Freir rotándolas para dorar en forma pareja. Retirar y escurrir sobre papel absorbente. Servir frías o calientes. Si se desea, acompañar de una salsa picante



Mezclar en un bol los huevos, la harina, el queso rallado, el vino blanco, sal y pimienta a gusto.



Limpiar las alas de pollo, cortar por la articulación la primera y la segunda parte, para que la pieza tenga forma de pierna. Salar a gusto.



Secar las alas con papel absorbente y pasarlas por harina.



Pasar las piezas por la mezcla de queso, vino y harina tomando las alas del lado del hueso.



Sumergir las alas en abundante aceite caliente. Freir rotándolas para dorar en forma pareja. Retirar y escurrir sobre papel absorbente. Servir frías o calientes. Si se desea, acompañar de una salsa picante