(25 Porciones)

Para la masa

45 g de arroz inflado

60 g de azúcar

45 g de avellanas peladas y molidas

1 cucharadita de ralladura de naranja

210 g de harina

220 g de mantequilla

Para la ganache de chocolate

150 ml de crema de leche

150 g de chocolate cobertura

Para la masa

45 g de arroz inflado

60 g de azúcar

45 g de avellanas peladas y molidas

1 cucharadita de ralladura de naranja

210 g de harina

220 g de mantequilla

Para la ganache de chocolate

150 ml de crema de leche

150 g de chocolate cobertura

Colocar el arroz inflado en el procesador de alimentos y procesar un momento para comenzar a desmenuzarlo. Agregar el azúcar y procesar un poco más. Añadir las avellanas y mezclar bien. Perfumar con la ralladura de naranja y procesar un instante para integrar.

Cortar las tapas de los alfajores, con ayuda de un cortante rectangular de 2 x 5 cm. Disponerlas en una bandeja para horno, dejar suficiente espacio entre ellas, ya que crecen durante la cocción. Cocinar en horno precalentado, a temperatura baja, 160 oC, de 20 a 25 minutos, hasta que estén ligeramente doradas. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla. Reservar.

Para el relleno, preparar una ganache de chocolate. Cortar el chocolate cobertura en trozos. Calentar la crema de leche en una olla sobre fuego suave hasta que alcance el punto de ebullición. Retirar del fuego y verterla sobre el chocolate. Dejar reposar durante un momento y mezclar bien. Emulsionar con la batidora o el procesador de mano. Dejar enfriar.

Colocar la ganache de chocolate fría en una manga con boquilla rizada. Dibujar 2 hileras de relleno sobre la mitad de las tapas.

Para armar los alfajores o sándwiches, cubrir con las tapas restantes, sin presionar, para que el relleno no se aplaste.

Agregar la harina y procesar hasta obtener un polvillo muy fino. Añadir la mantequilla fría cortada en cubos. Procesar nuevamente, hasta formar una masa tierna. Envolver la masa en papel film. Estirarla con el rodillo, sin quitar el papel, hasta que tenga, aproximadamente, 5 mm de espesor. Reservar en el refrigerador durante 15 minutos.



Colocar el arroz inflado en el procesador de alimentos y procesar un momento para comenzar a desmenuzarlo. Agregar el azúcar y procesar un poco más. Añadir las avellanas y mezclar bien. Perfumar con la ralladura de naranja y procesar un instante para integrar.



Cortar las tapas de los alfajores, con ayuda de un cortante rectangular de 2 x 5 cm. Disponerlas en una bandeja para horno, dejar suficiente espacio entre ellas, ya que crecen durante la cocción. Cocinar en horno precalentado, a temperatura baja, 160 oC, de 20 a 25 minutos, hasta que estén ligeramente doradas. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla. Reservar.



Para el relleno, preparar una ganache de chocolate. Cortar el chocolate cobertura en trozos. Calentar la crema de leche en una olla sobre fuego suave hasta que alcance el punto de ebullición. Retirar del fuego y verterla sobre el chocolate. Dejar reposar durante un momento y mezclar bien. Emulsionar con la batidora o el procesador de mano. Dejar enfriar.



Colocar la ganache de chocolate fría en una manga con boquilla rizada. Dibujar 2 hileras de relleno sobre la mitad de las tapas.



Para armar los alfajores o sándwiches, cubrir con las tapas restantes, sin presionar, para que el relleno no se aplaste.



Agregar la harina y procesar hasta obtener un polvillo muy fino. Añadir la mantequilla fría cortada en cubos. Procesar nuevamente, hasta formar una masa tierna. Envolver la masa en papel film. Estirarla con el rodillo, sin quitar el papel, hasta que tenga, aproximadamente, 5 mm de espesor. Reservar en el refrigerador durante 15 minutos.