(1 Porciones)

5 dientes de ajo

500 cc de aceite de oliva

1 cucharada de granos de pimienta

 

5 dientes de ajo

500 cc de aceite de oliva

1 cucharada de granos de pimienta

 

Machacar en un mortero los dientes de ajo pelados y trabajarlos hasta obtener un puré. Colocar en un bol junto al aceite de oliva y mezclar bien.

Agregar los granos de pimienta. Para obtener un aceite con más aroma a pimienta, machacar un poco los granos antes de incorporarlos.

Verter la preparación en un recipiente hermético y dejar reposar unas horas antes de utilizar. A mayor tiempo de reposo, más acentuados estarán los sabores.



Machacar en un mortero los dientes de ajo pelados y trabajarlos hasta obtener un puré. Colocar en un bol junto al aceite de oliva y mezclar bien.



Agregar los granos de pimienta. Para obtener un aceite con más aroma a pimienta, machacar un poco los granos antes de incorporarlos.



Verter la preparación en un recipiente hermético y dejar reposar unas horas antes de utilizar. A mayor tiempo de reposo, más acentuados estarán los sabores.