(3 Porciones)

300 g de hojaldre clásico

Huevo y leche, para pintar

Azúcar glass,

para espolvorear

Crema de almendras y cacao

100 g de crema de almendras

1 cucharada de cacao amargo

300 g de hojaldre clásico

Huevo y leche, para pintar

Azúcar glass,

para espolvorear

Crema de almendras y cacao

100 g de crema de almendras

1 cucharada de cacao amargo

Estirar la masa de hojaldre hasta que tenga 3 mm de espesor.

Cortar varios círculos unos de 15 y otros de 17 cm de diámetro. Llevar al refrigerador hasta el momento de rellenar.

Crema de almendras y cacao. Agregar el cacao a la crema de almendras. Mezclar bien con ayuda de un batidor de alambre. Armado. Trabajar directamente sobre una bandeja para horno forrada con una plancha de silicona, para no tener que manipular demasiado las piezas. Retirar los círculos de hojaldre del refrigerador y ubicar los discos de 15 cm sobre la plancha de silicona. Pintar el borde de los discos con huevo batido y leche.

Colocar una porción de relleno en el centro, con la ayuda de dos cucharas.

Cubrir con el círculo de masa más grande y presionar con los dedos, para que ambas masas queden bien unidas, cuidando de no retener aire en el interior del relleno.

Apoyar un aro de 8 cm de diámetro para marcar la zona del relleno, pero sin cortar la masa.

Pintar toda la superficie de la pieza con huevo batido y leche.

Con un cuchillo filoso de punta fina, hacer cortes parejos, semicirculares, desde el centro de la masa que cubre el relleno hacia los bordes.

Con la ayuda de un cortante de 12 cm de diámetro, darle la forma deseada a los costados, puede utilizarse un cortante circular o con forma de flor o estrella. Presionar, para cortar la masa y retirar los sobrantes. Repetir el procedimiento anterior con todos los círculos de hojaldre. Los sobrantes pueden guardarse y utilizarse nuevamente. Pintar todas las piezas con huevo batido y leche. Llevar al refrigerador por 30 minutos. Volver a pintar con huevo. Cocinar en horno precalentado, a temperatura muy alta, 230 ºC por algunos minutos hasta que empiece a colorear. Luego, bajar la temperatura del horno y cocinar por 20 minutos más. Al finalizar la cocción, espolvorear con azúcar glass y volver al horno unos minutos, para caramelizar.



Estirar la masa de hojaldre hasta que tenga 3 mm de espesor.



Cortar varios círculos unos de 15 y otros de 17 cm de diámetro. Llevar al refrigerador hasta el momento de rellenar.



Crema de almendras y cacao. Agregar el cacao a la crema de almendras. Mezclar bien con ayuda de un batidor de alambre. Armado. Trabajar directamente sobre una bandeja para horno forrada con una plancha de silicona, para no tener que manipular demasiado las piezas. Retirar los círculos de hojaldre del refrigerador y ubicar los discos de 15 cm sobre la plancha de silicona. Pintar el borde de los discos con huevo batido y leche.



Colocar una porción de relleno en el centro, con la ayuda de dos cucharas.



Cubrir con el círculo de masa más grande y presionar con los dedos, para que ambas masas queden bien unidas, cuidando de no retener aire en el interior del relleno.



Apoyar un aro de 8 cm de diámetro para marcar la zona del relleno, pero sin cortar la masa.



Pintar toda la superficie de la pieza con huevo batido y leche.



Con un cuchillo filoso de punta fina, hacer cortes parejos, semicirculares, desde el centro de la masa que cubre el relleno hacia los bordes.



Con la ayuda de un cortante de 12 cm de diámetro, darle la forma deseada a los costados, puede utilizarse un cortante circular o con forma de flor o estrella. Presionar, para cortar la masa y retirar los sobrantes. Repetir el procedimiento anterior con todos los círculos de hojaldre. Los sobrantes pueden guardarse y utilizarse nuevamente. Pintar todas las piezas con huevo batido y leche. Llevar al refrigerador por 30 minutos. Volver a pintar con huevo. Cocinar en horno precalentado, a temperatura muy alta, 230 ºC por algunos minutos hasta que empiece a colorear. Luego, bajar la temperatura del horno y cocinar por 20 minutos más. Al finalizar la cocción, espolvorear con azúcar glass y volver al horno unos minutos, para caramelizar.