(12 Porciones)

250 g de

mantequilla

160 g de azúcar

360 g de miel

250 de mantequilla

de maní

100 g de arroz inflado

140 g de coco rallado

50 g de cereales con fibra

de salvado

50 g de pasas

100 g de damascos secos

150 g de nueces

molidas

250 g de

mantequilla

160 g de azúcar

360 g de miel

250 de mantequilla

de maní

100 g de arroz inflado

140 g de coco rallado

50 g de cereales con fibra

de salvado

50 g de pasas

100 g de damascos secos

150 g de nueces

molidas

Colocar en una olla la mantequilla junto con el azúcar, la miel y la mantequilla de maní y calentar sobre fuego medio hasta que se disuelva el azúcar. Dejar hervir durante 5 minutos o hasta que se forme un jarabe espeso

Mezclar el arroz inflado con el coco rallado, los cereales, las pasas, los damascos picados y las nueces.

Verter el jarabe sobre la mezcla de frutas secas y cereales e integrar.

Volcar esta preparación en un molde rectangular de 20 x 30 cm engrasado y presionar con un pisapapas. Llevar al refrigerador y dejar hasta que esté firme. Desmoldar y cortar en cuadrados o en rectángulos, a modo de barritas.



Colocar en una olla la mantequilla junto con el azúcar, la miel y la mantequilla de maní y calentar sobre fuego medio hasta que se disuelva el azúcar. Dejar hervir durante 5 minutos o hasta que se forme un jarabe espeso



Mezclar el arroz inflado con el coco rallado, los cereales, las pasas, los damascos picados y las nueces.



Verter el jarabe sobre la mezcla de frutas secas y cereales e integrar.



Volcar esta preparación en un molde rectangular de 20 x 30 cm engrasado y presionar con un pisapapas. Llevar al refrigerador y dejar hasta que esté firme. Desmoldar y cortar en cuadrados o en rectángulos, a modo de barritas.