(8 Porciones)

Para la masa (para 4 pizzas)

1 kg de harina

20 g de sal

25 g de levadura fresca

desmenuzada

40 cc de aceite de oliva

600 cc de agua

Para el relleno

Aceite en aerosol

3 cucharadas de salsa

de tomate

150 g de queso magro

150 g de hongos

Surtidos

8 mitades de

alcachofas cocidas

100 g de tomates

cherry

Sal y pimienta,

al gusto

1 cucharada de

perejil

Para la masa (para 4 pizzas)

1 kg de harina

20 g de sal

25 g de levadura fresca

desmenuzada

40 cc de aceite de oliva

600 cc de agua

Para el relleno

Aceite en aerosol

3 cucharadas de salsa

de tomate

150 g de queso magro

150 g de hongos

Surtidos

8 mitades de

alcachofas cocidas

100 g de tomates

cherry

Sal y pimienta,

al gusto

1 cucharada de

perejil

Colocar en un bol o sobre la superficie de trabajo la harina mezclada con la sal. Distribuir por encima la levadura fresca desmenuzada. Unir con el aceite de oliva y el agua incorporada poco a poco.

Amasar bien con las manos hasta que resulte una masa elástica.

Dividir la masa en 4 bollos iguales y dejar levar tapado en un lugar cálido hasta que dupliquen su volumen. Tomar uno, golpear la masa sobre la mesa de trabajo para quitarle el gas y amasar enérgicamente. Estirar en forma circular.

Estirar la masa en forma circular y ubicarla en una bandeja para horno rociada con aceite en aerosol. Cubrir la masa con la salsa de tomate y meter en el horno precalentado, a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) durante 5 minutos aproximadamente.

Retirar y distribuir por encima el queso magro rallado, los hongos surtidos, las mitades de alcachofas y los tomates cherry cortados a la mitad. Condimentar con sal y pimienta al gusto y espolvorear con el perejil fresco picado.

Meter nuevamente en el horno, a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) hasta que el queso se funda y la superficie esté dorada. Cortar la pizza en 8 porciones y servir de inmediato.



Colocar en un bol o sobre la superficie de trabajo la harina mezclada con la sal. Distribuir por encima la levadura fresca desmenuzada. Unir con el aceite de oliva y el agua incorporada poco a poco.



Amasar bien con las manos hasta que resulte una masa elástica.



Dividir la masa en 4 bollos iguales y dejar levar tapado en un lugar cálido hasta que dupliquen su volumen. Tomar uno, golpear la masa sobre la mesa de trabajo para quitarle el gas y amasar enérgicamente. Estirar en forma circular.



Estirar la masa en forma circular y ubicarla en una bandeja para horno rociada con aceite en aerosol. Cubrir la masa con la salsa de tomate y meter en el horno precalentado, a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) durante 5 minutos aproximadamente.



Retirar y distribuir por encima el queso magro rallado, los hongos surtidos, las mitades de alcachofas y los tomates cherry cortados a la mitad. Condimentar con sal y pimienta al gusto y espolvorear con el perejil fresco picado.



Meter nuevamente en el horno, a temperatura alta (alrededor de 240 ºC) hasta que el queso se funda y la superficie esté dorada. Cortar la pizza en 8 porciones y servir de inmediato.